Percy ordena acabar convenio con MAHS para el uso de espacio público

“A santo de qué nos vamos a meter con ellos si cuando necesitamos hacer algo nosotros, lo hacemos con nuestra propia plata y hasta ahora nos va bien. Yo estoy hablando en voz alta y por eso me he gana’o aquí, a ayudar al zafarrancho del negocio que hicimos, con el negocio que hicimos con la empresa esa. No es la primera vez que le pelamos Jorge (por Landívar), no, y está bien puej, pa’ aprender es pelándole”, dijo Percy Fernández, recién llegado a la sesión ordinaria del Concejo Municipal que se llevaba a cabo a metros de su despacho y las oficinas de Parques y Jardines.

Los concejales habían discutido durante dos horas. Varios secretarios de la Alcaldía habían justificado la legalidad del acuerdo que aún vincula al municipio cruceño y a la empresa MAHS, que desde 2014 ostenta el derecho de colocar tótems (turriles) y vallas publicitarias en las jardineras, rotondas y camellones de la ciudad, sin otro costo que ceder el 30% de su espacio al municipio. Sin embargo, a las 18:15 apareció el cuerpo cansado del alcalde, tomó el centro de la testera y recondujo lo que parecía una justificación de todo el aparato municipal del acuerdo con la empresa de gigantografías.

Lee este informe especial: La Alcaldía contrató nueve veces el servicio publicitario de MAHS

“No sé qué fuerza hay para salir de él y dejar libre a la municipalidad. Angélica (Sosa) tiene un proyecto para salir del bochi. Jorge (Landívar), así aprendemos todos, se aprende a ser ‘hijoecutivo’ municipal. Para meternos en quilombo, ¿pa’ qué? Si ni necesitamos esas vallas ‘e mierda, yo no sé dónde están y no me importan”, sentenció Fernández. Y, por si no quedó claro, añadió: “No es por desprestigiar, por ahí es una buena firma, pero, ¡carajo!, si nos descuidan nos toman el pelo”.

El plan que tenía Sosa era la rescisión del convenio con MAHS vía un informe de la Secretaría de Asesoramiento del Concejo, que tiene 72 horas para encontrar alguna causal.

Jorge Landívar, secretario de Gestión de Fernández, aseguró que la Secretaría de Asuntos Jurídicos será la encargada de acabar con el convenio, porque no satisface plenamente a la Alcaldía municipal.

La sesión

Debajo de la arboleda que aún rodea el grupo de oficinas de Parques y Jardines y de los despachos del alcalde Fernández se instaló una testera para que los concejales escucharan un largo informe de varios secretarios municipales sobre el acuerdo entre MAHS y el municipio. Antes de comenzar con el desfile de informantes, los concejales debatieron si eso que iba a suceder debía llamarse informe oral o, simplemente, una exposición. Se notaba que el Concejo se había dividido en dos bloques, el de los Johnnys, formado por el ucesista Fernández y el masista Zeballos, y el resto de los concejales. El masista se retiró de la batalla cuando accedieron a no llamarle informe oral al acto que se iba a desarrollar en la sesión, mientras que Fernández tuvo ida y vuelta con Landívar, pero se retiró de la sesión antes de la llegada de Percy y no pudo ver cómo el convenio con MAHS comenzaba a desvanecerse.

¿Será gratis?

Nadie se animó a decir si la rescisión con MAHS será gratuita o requerirá una indemnización. Joaquín Crapuzzi, secretario de Recaudaciones, explicó que la empresa no tributa a la Alcaldía por los letreros publicitarios –gracias al convenio– y Landívar aclaró que esos convenios no se hacen por un año porque deben recuperar su inversión, que es de entre $us 5.000 y 8.000 por estructura.

Al final de la sesión, ya nadie defendía a MAHS. “Me quedan más dudas que certidumbres sobre los beneficios para la ciudad de estas formas de mobiliario urbano”, dijo Sosa, que cuatro años después de la firma del convenio cree que daña el paisaje de la ciudad, además de generar tantos problemas.

Bajo los árboles

¿Extraterrestres?

Una de las constantes de la sesión de ayer fue que los actuales concejales y ejecutivos municipales hicieron énfasis en que los que firmaron el convenio fueron los de la anterior gestión, que coincidentemente encabezaba Percy Fernández.

Descoordinación

A Johnny Fernández le llegaron dos notificaciones de su petición de informe al ejecutivo, uno que no decía nada de MAHS y otro que remitía los contratos.

A destiempo

Por salirse antes de que concluya la reunión, Johnny Fernández no vio caer el convenio con MAHS.